mari leo macayo

viernes, 22 de noviembre de 2013

SOMBRAS DE OJOS: VEAMOS COMO SE COMBINAN Y ERRORES QUE DEBEMOS EVITAR




Las sombras dan profundidad, color y luminosidad a nuestros ojos pero recuerda que deben SOMBREAR y no colorear. Los tonos neutros como vainilla, almendra, terracota o café le van bien a casi todos los tipos de piel y se pueden usar tanto de día como de noche.






Dos grupos a elegir básicos: en crema o en polvos. Estas son las más fáciles de aplicar y son recomendables para pieles grasas y mixtas. Y ahora veamos una breve reseña sobre el color adecuado que te conviene:


  • Si tienes los ojos azules y piel clara usa sombras azules, beiges, grises, violetas, rosas, blancas y mandarinas. Por la noche amarillo oro.
  • Con ojos verdes y piel clara, usa violetas, verdes, ciruelas, naranjas, duraznos, bronces y beiges y como norma, tonos tierra. De noche malvas y rosas.
  • Con ojos color miel y piel trigueña clara, juega con los vinos, violetas y verdes.
  • Con ojos marrones y piel trigueña te quedan bien casi todos. Prueba con azules, verdes, violetas, salmón, ocre amarillo, rosa-salmón y marrón cobre. De noche usa un azul cálido.
  • Si tienes los ojos negros y la piel trigueña escoge tonos café, azul marino, verdes y gris claro. Por la noche plateados y dorados.
  • Si tienes las piel y los ojos oscuros,  usa la gama de vinos, azules y marrones oscuros.
  • Para los ojos con ojeras usa marrón y gris humo.
-Ten en cuenta que las sombras en crema se recomiendan para párpados secos y no para los arrugados o grasos.
-Las sombras en lápiz se aplican directamente y se difuminan con un pincel.
-Las sombras en polvo son las más utilizadas; pueden ser mates o nacaradas.


Puede que también te interese  

                                TRUCOS PARA QUE COMBINES LAS SOMBRAS DE OJOS

Y ahora vamos con algo muy necesario: ERRORES A EVITAR

Una incorrecta aplicación de la sombra y la elección de un color que no nos favorece causará a nuestra mirada un efecto extravagante, sucio y cansado.


  • Recargar nuestro look maquillando todo el parpado exactamente igual al color de nuestro vestido. Ejemplo: morado con morado, verde con verde, azul con azul.
  • Elegir colores muy fuertes o escandalosos para el día.
  • Aplicar la sombra en bloques, dejando cortes marcados sin difuminarla correctamente.


Recuerda que la aplicación de la sombra debe ser muy bien difuminada, y los colores no necesariamente tienen q combinar con nuestro vestuario, al contrario cuando tengamos piezas de colores llamativos nuestro maquillaje debe estar más neutro.

Translate