mari leo macayo

martes, 22 de noviembre de 2011

DAPHNE GUINNES CREA UNA NUEVA COLECCION DE MAQUILLAJES PARA LA FIRMA " M.A.C"

 *La heredera del imperio de la cerveza es adicta a la moda sobre todo la de alta costura, de la que dicen tiene todo un museo de coleccion personal, de todos los modistos mas famosos e importantes del mundo.


Daphne Guinness es la nueva celebrity encargada de crear una nueva colección para la firma de cosméticos M.A.C. Daphne ha definido esta colección como “una ventana a mi imaginación”.


La colección de Daphne Guinness para M.A.C será una edición limitada que estará disponible en España a partir de enero. Estará formada por barras y brillos de labios, eyeliners, coloretes, sombras de ojos y lacas de uñas en tonos grises, morados y rosas..




Daphne,es  la 'socialité' más fashion del planeta,es famosa por su melena rubio platino y sus mechones negros, ejerció de musa del modisto Alexander MacQuen que se ahorcó en su lujoso apartamento londinense de Mayfair incapaz de superar la muerte de su madre. Fue también su principal sustento financiero al comprar sus colecciones. Tirando de chequera, Daphne ha salvado el pellejo a gran parte del 'stablishment' de la moda. Le apasiona el diseño, pero detesta la imposición de tendencias. «No me gusta que nadie me diga lo que debo ponerme y tiraría los 'must-have' de cada temporada a la basura». Es íntima amiga de Karl Lagerfeld, alma de Chanel, pero de su visa vienen comiendo, y muy bien desde hace tiempo, John Galliano, sobre todo en sus principios; el sombrerero Philip Treacy, Balenciaga, Manolo Blahnik, Azzedine Alaïa...


 Es la mayor compradora de alta costura del mundo. Madre de tres hijos, es la 'Tita Cervera de la moda'. Tiene previsto montar el próximo año un 'museo-tenderete' en el New York Fashion con algunas de sus piezas más deslumbrantes.
La hernia de navidades


Los grandes diseñadores la cortejan sin disimulo y la reservan un lugar preferente en sus 'front-row'. Con su aparición, el negocio está asegurado. Si de niña disfrutó de buena cuna, Daphne multiplicó su fortuna al casarse, con sólo 18 años, con Spyros, hijo del billonario armador griego Stavros Niarchos. Su matrimonio duró doce años. «El amor es agonía», suele repetir. «Nunca es fácil». Con su posterior divorcio se embolsó 20 millones de euros. Calderilla, en cualquier caso, para una mujer que de niña pasó sus veranos en España chapoteando en la piscina de Salvador Dalí y a la que se distingue a la legua por su poco elegante melena rubia platino salpicada de mechones negros.
La hija del barón de Moyne, que camina siempre de puntillas por su afición a encaramarse a tacones que desafían la gravedad, ha hallado en la moda una «extensión de sí misma» para combatir la soledad. «Me siento desamparada cuando los niños no están. Las navidades son lo peor. Tengo que irme a algún hotel». Tanto que hace unos años se operó de una hernia por esas fechas para «matar el tiempo».


Pero, si como compradora de alta costura no tiene precio, su influencia como diseñadora crece de forma imparable. Es un icono. La nueva imagen de los cosméticos Nars -ha sustituido a 'Marcel', el perro del fundador de la marca- desfiló recientemente en Nueva York, junto a Beyoncé, Julianne Moore y otras top, en el retorno del diseñador más deseado, Tom Ford. Además, agotó en media hora la primera colección de ropa que sacó a la venta en la exclusiva tienda Dover Street Market de Londres.


La heredera que fantaseó con ser cantante de ópera e inspiró un perfume para Comme de Garçons con olor a iglesia sigue deslumbrando. ¿Qué es lo que le hace especial? Nadie lo sabe, pero todo el mundo habla de ella. Lo mismo impresiona al filósofo francés Bernard-Henri Lévy, con quien se le relaciona sentimentalmente, que a Valentino, que rara vez se prodiga en excesos, salvo para ensalzarse a sí mismo. «Daphne sorprende todo el tiempo. Siempre se supera», confiesa el creador italiano. Tiene buena pinta esta Guinness.

Translate